El valor de la vivienda se revalorizó en torno a un diez por ciento en 2020 y se prevé que este año se revalorice en torno a un cinco por ciento, lo que hace temer que nos encontremos ante otra burbuja inmobiliaria como la que vivimos hace poco más de una década. He aquí tres razones por las que este mercado es totalmente diferente.

[mpc_alert preset="mpc_preset_21" icon="eti eti_globe_alt" icon_color="#f8bf4d" icon_size="28" icon_background_color="#f3f3f3" icon_border_divider="true" icon_border_css="border-top:0px;border-right:0px;border-bottom:0px;border-left:0px;border-color:#f8bf4d;border-style:solid;border-radius:0px;" icon_padding_divider="true" icon_padding_css="padding-top:25px;padding-right:25px;padding-bottom:25px;padding-left:25px;" font_preset="mpc_preset_13" font_color="#5555" font_size="18" font_transform="uppercase" font_align="left" content_border_divider="true" content_border_css="border-top:0px;border-right:0px;border-bottom:0px;border-left:0px;border-color:#88d282;border-style:solid;border-radius:0px;" content_padding_divider="true" content_padding_css="padding-top:25px;padding-right:25px;padding-bottom:25px;padding-left:25px;" background_color="#f7f7f7" border_divider="true" border_css="border-top:5px;border-right:0px;border-bottom:0px;border-left:0px;border-color:#f8bf4d;border-style:double;border-radius:0px;" padding_divider="true" margin_divider="true" margin_css="margin-bottom:30px;"]En el mercado inmobiliario, la oferta y la demanda se miden en "meses de oferta de inventario"[/mpc_alert].

1. En esta ocasión, la oferta de viviendas es extremadamente limitada

El precio de cualquier artículo de mercado viene determinado por la oferta y la demanda. Si la oferta es alta y la demanda baja, los precios suelen bajar. Si la oferta es baja y la demanda alta, los precios suelen subir. En el mercado inmobiliario, la oferta y la demanda se miden en "meses de existencias", que se basan en el número de viviendas en venta en comparación con el número de compradores en el mercado. Los meses normales de oferta en el mercado rondan los 6 meses. Por encima de esa cifra, se define un mercado de compradores, lo que indica que los precios se suavizarán. Por debajo, se trata de un mercado de vendedores, en el que los precios suelen revalorizarse. Entre 2006 y 2008, la oferta de meses de existencias aumentó de poco más de 5 meses a 11 meses. La oferta en meses superó los 7 meses en 27 de esos 36 meses, pero el valor de la vivienda siguió subiendo. El inventario de meses ha estado por debajo de 5 meses en los últimos 3 años, por debajo de 4 en trece de los últimos catorce meses, por debajo de 3 en los últimos seis meses y actualmente está en 1,9 meses, un mínimo histórico. Recuerde, si la oferta es baja y la demanda es alta, los precios suben de forma natural.

2. Esta vez, la demanda de vivienda es real

Durante el boom inmobiliario de mediados de la década de 2000, se produjo lo que Robert Schiller, profesor del Centro de Finanzas Internacionales de la Yale School of Management, denominó "exuberancia irracional". La definición del término es "optimismo de mercado infundado que carece de una base real en la valoración fundamental, sino que se basa en factores psicológicos". Sin tener en cuenta las tendencias históricas del mercado, la gente se dejó llevar por el frenesí y compró casas basándose en la creencia irreal de que el valor de la vivienda seguiría subiendo. El sector hipotecario alimentó esta locura poniendo el dinero de las hipotecas a disposición de prácticamente cualquiera, como muestra el Índice de Disponibilidad de Crédito Hipotecario (MCAI) publicado por la Asociación de Banqueros Hipotecarios. Cuanto más alto es el índice, más fácil es conseguir una hipoteca; cuanto más bajo, más difícil. Antes del boom inmobiliario, el índice se situaba justo por debajo de 400. En 2006, el índice alcanzó un máximo histórico de más de 868 puntos. De nuevo, casi todo el mundo podía conseguir una hipoteca. Hoy, el índice se sitúa en 122,5, muy por debajo incluso del nivel anterior al boom. En el mercado inmobiliario actual, la demanda es real, no fabricada. Los millennials, la generación más numerosa del país, han alcanzado la mayoría de edad para casarse y tener hijos, que son los dos principales motores de la compra de vivienda. La crisis sanitaria también está desafiando a todas las familias a redefinir el significado de "hogar" y a reevaluar si su vivienda actual se ajusta a esta nueva definición. Este deseo de ser propietario, unido a unos tipos hipotecarios históricamente bajos, hace que la compra de una vivienda sea hoy una decisión financiera sólida y sensata. Así pues, la demanda actual es muy real. Recuerde, si la oferta es baja y la demanda es alta, los precios suben de forma natural.

[ipt_fsqm_form id="8″]

[ipt_fsqm_form id="9″]

3. Esta vez, las familias tienen muchos bienes

Una vez más, durante el boom inmobiliario, no sólo los compradores se vieron atrapados en el frenesí. Los propietarios de viviendas empezaron a utilizarlas como cajeros automáticos. Hubo una oleada de refinanciaciones en efectivo, que permitieron a los propietarios aprovechar el capital de sus casas. De 2005 a 2007, los estadounidenses retiraron $ 824.000 millones de dólares de su patrimonio neto. Esto dejó a muchos propietarios con poco o ningún capital en un momento crítico. Cuando los precios empezaron a caer, algunos propietarios se encontraron en una situación de patrimonio negativo, en la que la hipoteca era mayor que el valor de su vivienda. Muchos incumplieron sus pagos, lo que provocó una avalancha de ejecuciones hipotecarias. Hoy, los bancos y el pueblo estadounidense han demostrado que han aprendido una valiosa lección de la crisis inmobiliaria de hace poco más de una década. El volumen de refinanciaciones en efectivo en los últimos tres años ha sido menos de un tercio de lo que fue en comparación con los 3 años anteriores al crash. Este enfoque conservador ha creado niveles de riqueza nunca vistos. Según los datos de la Oficina del Censo, más del 38% de las viviendas ocupadas por sus propietarios son de propiedad "libre y clara" (sin ninguna hipoteca). Además, ATTOM Data Solutions acaba de publicar su informe sobre el valor de la vivienda en EE. UU. correspondiente al cuarto trimestre de 2020, que revela:

[mpc_quote preset="mpc_preset_26" layout="style_4" author_font_preset="mpc_preset_38" author_font_color="#5555" author_font_size="16" author_font_transform="mayúsculas" author_font_align="izquierda" quote_font_preset="mpc_preset_1" quote_font_color="#8888" quote_font_size="18" quote_font_line_height="1.5" quote_font_align="left" icon="eti eti_quotations" icon_color="#efefef" icon_size="100" icon_opacity="100" border_divider="true" border_css="border-top:0px;border-right:0px;border-bottom:0px;border-left:10px;border-color:#d66884;border-style:solid;" padding_divider="true" padding_css="padding-top:20px;padding-right:40px;padding-bottom:20px;padding-left:40px;" mpc_ribbon__disable="true"]
17,8 millones de propiedades residenciales en los Estados Unidos se consideraron ricas en capital, lo que significa que el importe combinado estimado de los préstamos garantizados por estas propiedades era del 50% o menos de su valor de mercado estimado ... El recuento de propiedades ricas en patrimonio en el cuarto trimestre de 2020 representaba el 30,2%, o aproximadamente una de cada tres, de los 59 millones de viviendas embargadas en Estados Unidos.
[/mpc_quote]

Si combinamos las 38% de viviendas propias libres de cargas con las 18,7% de todas las viviendas que tienen al menos 50% de patrimonio neto (30,2% de las 62% restantes con hipoteca), nos damos cuenta de que 56,7% de todas las viviendas de este país tienen un mínimo de 50% de patrimonio neto. Esto es significativamente mejor que la situación del patrimonio neto en 2008.

[mpc_alert font_color="#ffffff" background_color="#2eabbf" padding_divider="true" padding_css="padding-left:20px;"]¿Quieres saber cómo invertir? Habla con nuestros expertos![/mpc_alert]

Conclusión

Esta vez, la oferta de viviendas está en mínimos históricos. La demanda es real y está correctamente motivada. Incluso si se produjera una caída de los precios, los propietarios tendrían suficiente capital para soportar una caída del valor de la vivienda. No se puede comparar con 2008. De hecho, es todo lo contrario.

¿Alguna duda?

Ahora que conoce un poco mejor el comportamiento del mercado inmobiliario durante las recesiones, puede plantearse invertir en casas de vacaciones en Orlando. Para aprovechar al máximo todos los consejos que te hemos dado y profundizar aún más, puedes hablar directamente con nuestros agentes de relaciones. Siempre estarán encantados de hablar con usted para responder a cualquier pregunta que pueda tener sobre la inversión en Florida.
En este artículo hemos tratado el tema del comportamiento del mercado inmobiliario durante las recesiones porque es interesante para quienes buscan invertir en Florida. Si quieres leer más contenido como el de este artículo, sólo tienes que estar atento a nuestro blog.

[mpc_button mpc_tooltip__text="SW52aXN0YSUyMG5vJTIwc2VjdG9yJTBBaW1vYmlsaWFyaW8lMjBuYSUyMEZsb3JpZGE="]
[mpc_button url="url:http%3A%2F%2Fwww2.thefloridalounge.com%2Fagentes-de-relacionamentos|||" font_color="#ffffff" title="Invista no setor imobiliario na Florida"]

¿Le ha gustado el artículo? ¡Sigue atento a nuestro blog! ¿Quiere vivir o invertir en una propiedad en Florida? ¡Echa un vistazo a la lista de casas en venta en Florida que hemos seleccionado para ti!