La sanidad en Estados Unidos puede ser muy cara. A pesar de la ventaja que suponen todos los avances tecnológicos y la alta calidad de los servicios, en Estados Unidos no existe un sistema sanitario público gratuito. Es esencial tener un buen plan de seguro médico y entender las diferencias y lo que cubre cada uno. Los mejores planes no son baratos y es muy importante investigar las distintas modalidades, tarifas y posibles desembolsos adicionales.

¿Le ha gustado el artículo? ¡Sigue atento a nuestro blog! Quiere invertir en propiedad en Florida? Consulte la lista de casas en venta en Florida que hemos seleccionado para usted.