En Estados Unidos, se puede comprar una propiedad a nombre de una persona física o jurídica. La principal razón para utilizar una persona jurídica es evitar el tipo impositivo mínimo 40% que se aplica en caso de fallecimiento del propietario, cuando la propiedad se transmite a los herederos.

La compra a través de una sociedad puede ser una solución perfectamente legal para este tipo de situaciones. En este caso, las participaciones sociales pasan automáticamente a los herederos y éstos se convierten en propietarios del inmueble, sin necesidad de recargo alguno.

Busque un profesional de la inversión o un buen agente inmobiliario para tomar la mejor decisión.

¿Le ha gustado el artículo? ¡Sigue atento a nuestro blog! Quiere invertir en propiedad en Florida? Consulte la lista de casas en venta en Florida que hemos seleccionado para usted.