En Estados Unidos, el proceso de compra se cierra en la oficina de un profesional llamado agente de cierre. Ellos se encargan de custodiar el depósito financiero, recopilar los documentos y preparar la escritura.

Aunque una de las partes no se encuentre en EE.UU., el agente de finalización puede completar el acuerdo enviando y recibiendo documentos por correo.

Es posible que los herederos tengan que pagar las tasas del 40%. ¿Cómo evitarlo?

Los bienes inmuebles estadounidenses pueden estar a nombre de una o varias personas físicas o incluso empresas. Es muy importante saber que uno de los mayores quebraderos de cabeza cuando se trata de propiedades en EE.UU. es en caso de fallecimiento del propietario. Cuando la propiedad se transmite a los herederos, se les aplica un tipo impositivo de al menos 40%.

Comprar a través de una sociedad puede ser una solución legal para este tipo de situaciones, ya que las participaciones sociales pasarían automáticamente a los herederos y éstos se convertirían en propietarios del inmueble, sin necesidad de recargo.

Antes de firmar el contrato, le recomendamos que se ponga en contacto con un buen agente o profesional de la inversión para que le ayude a elegir la mejor estrategia de compra.

¿Le ha gustado el artículo? ¡Sigue atento a nuestro blog! Quiere invertir en propiedad en Florida? Consulte la lista de casas en venta en Florida que hemos seleccionado para usted.