¿Has pensado alguna vez en ir a una tienda de materiales de construcción como LOWES o Home Depot, ir a la sección DIY (Do It Yourself) y comprar un KIT para construir tu casa 100% por ti mismo? Parece una locura, ¿verdad?, pero cuando hablamos del Sueño Americano y de la fortaleza del mercado inmobiliario aquí en Estados Unidos, podemos retroceder en el tiempo y ver cómo el Sueño Americano, hecho muy tangible por la propiedad de la vivienda, y el concepto "hágalo usted mismo" se unieron y a principios de siglo Sears (un importante minorista) creó el KIT HOME - Sears Modern Homes, que se comercializó entre 1908 y 1942, casi 40 años de éxito.

En este artículo voy a compartir contigo todo lo que he investigado y estudiado sobre esta curiosa pieza, que para mí demuestra no sólo cómo funciona este país, sino también cómo el mercado inmobiliario ha sido siempre un motor de la economía y el sueño americano.

Cómo empezó todo

En los albores del siglo XX, Estados Unidos vivía una época de cambios rápidos y profundos. Con el crecimiento industrial y urbano, empezaba a perfilarse un nuevo escenario para el mercado inmobiliario. El auge económico de la época, combinado con la creciente urbanización, provocó una demanda sin precedentes de viviendas asequibles y de rápida construcción.

 

En este contexto, surgió un concepto innovador que revolucionaría la forma en que los estadounidenses concebían la construcción de viviendas: las casas en kit. Estos kits, vendidos principalmente por catálogo, prometían una solución práctica y económica a la creciente demanda de viviendas. Los clientes podían elegir entre una gran variedad de diseños de casas, recibir todas las piezas necesarias para la construcción y, a menudo, montar la casa con la ayuda de instrucciones detalladas o contratar mano de obra local para el trabajo.

 

La empresa que destacó y se convirtió en sinónimo de este movimiento fue Sears, Roebuck and Company. Su visión innovadora y su capacidad para adaptarse a las necesidades de los consumidores estadounidenses la posicionaron como líder en el mercado de casas kit, allanando el camino para una revolución en el sector inmobiliario.

Un poco sobre Sears, Roebuck and Company

 

Sears, Roebuck and Company no empezó como el gigante minorista que muchos reconocen. De hecho, sus orígenes fueron mucho más modestos. Fundada en 1886 por Richard Warren Sears como empresa de venta por correo de relojes en Minnesota, pronto se expandió para incluir una gama más amplia de productos en su catálogo.

 

En 1893, Alvah Curtis Roebuck se unió a Sears, y la empresa pasó a llamarse Sears, Roebuck and Company. La pareja se complementaba a la perfección: mientras que Sears tenía un instinto natural para el marketing y las ventas, Roebuck aportaba habilidades técnicas y un enfoque meticuloso del negocio.

 

A principios del siglo XX, Sears ya había consolidado su reputación como una de las principales empresas de venta por catálogo de Estados Unidos. El catálogo de Sears, a menudo conocido como "el libro de los sueños", se convirtió en una presencia familiar en los hogares de todo el país. Ofrecía una amplia gama de productos, desde ropa y muebles hasta herramientas y maquinaria agrícola.

 

Pero fue en 1908 cuando la empresa dio un paso audaz al introducir en su catálogo las casas en kit. Esta oferta permitía a los clientes comprar todos los materiales necesarios para construir una casa, entregados directamente en su propiedad. Este movimiento pionero se debió al reconocimiento de la creciente demanda de viviendas asequibles en una América en rápida urbanización.

 

A lo largo de las décadas siguientes, Sears siguió innovando y ampliando su gama de productos, manteniéndose siempre a la vanguardia de las necesidades y deseos de los consumidores estadounidenses. Su éxito no se debió únicamente a la calidad de sus productos o a sus precios competitivos, sino también a su capacidad para captar el espíritu de la época y ofrecer soluciones prácticas a los retos cotidianos a los que se enfrentaban los estadounidenses.

Historia de Sears Home Kits

 

En 1908, Sears, Roebuck and Company debutó en el mercado inmobiliario con una innovación que estaba destinada a transformar el sector: los kits de casas. Estos kits, ofrecidos en su catálogo, no eran simples juegos aislados de herramientas o materiales de construcción, sino paquetes completos que incluían casi todo lo necesario para construir una casa desde cero.

 

Durante las décadas de 1920 y 1930, las casas kit de Sears ganaron una inmensa popularidad. Esto se debió en parte a la creciente movilidad de los estadounidenses, la promesa de autonomía en la construcción de sus propias casas y los precios asequibles que ofrecía Sears. Se calcula que durante este periodo se vendieron entre 70.000 y 75.000 de estas viviendas. Se introdujeron diversos modelos, desde pequeñas casitas hasta viviendas más lujosas, lo que permitió a familias de distintos niveles de renta adquirir una casa.

 

El genio de El modelo de negocio de Sears era su sencillez y eficacia. Los clientes podían hojear el catálogo de Sears, elegir un modelo de casa que se ajustara a sus gustos y presupuesto y hacer el pedido. A continuación, Sears enviaba todos los materiales necesarios para construir la casa, desde vigas y tablas hasta clavos y pintura. Cada kit viene con un manual detallado que guía a los compradores a través de cada etapa de la construcción. Para quienes no se sentían seguros construyendo por su cuenta, Sears ofrecía incluso la opción de contratar servicios de construcción a través de la propia empresa.

 

Estos kits se transportaban por ferrocarril, aprovechando la vasta red ferroviaria estadounidense, y se entregaron en las estaciones de ferrocarril más cercanas a la ubicación del comprador. A partir de ahí, los compradores se encargaban de transportar los materiales a la obra.

 

Nombres y fechas cruciales en la historia de Sears Home Kits

 

Richard W. Sears

Fundador de Sears, Roebuck and Co., Richard W. Sears inició la empresa en 1886 como un negocio de venta de relojes por correo. Su papel fue decisivo en la evolución de la empresa hasta convertirse en un gigante de la venta al por menor.

 

Julius Rosenwald

 

Julius Rosenwald se convirtió en socio y luego en presidente de Sears. Su visión y liderazgo ayudaron a dar forma a la empresa y a ampliar su alcance en el mercado.

 

Frank W. Kushel

El director general de la división de construcción de Sears, Frank W. Kushel, fue una persona influyente en la introducción de las casas prefabricadas.

 

Fechas significativas

 

1886: Richard W. Sears funda la R.W. Sears Watch Company, que más tarde se convierte en Sears, Roebuck and Co.

 

1908: Sears entra en el mercado de las casas kit ofreciendo en su catálogo "Sears Modern Homes".

 

1920: Este periodo marcó el apogeo de la popularidad de las casas kit, de las que se vendían miles al año.

 

1934: Ante la Gran Depresión y los cambios en el mercado inmobiliario, Sears deja de vender casas de kit.

 

Modelos de casas populares

 

A lo largo de los años se han popularizado varios modelos de casas. Algunos de los más notables son:

 

El Magnolia: Una de las casas más grandes y lujosas ofrecidas por Sears.

El Avalon: Una casa más modesta, pero aún popular por su diseño eficiente y atractivo.

El Elsmore: Un modelo de bungalow compacto, ideal para familias pequeñas.

Qué se incluye en un kit para el hogar

 

Los kits de casas Sears eran famosos por su amplitud. Incluían prácticamente todo lo necesario para construir una casa desde cero. Los materiales suministrados variaban en función del diseño y el tamaño de la casa, pero en general los kits contenían:

 

- Vigas, tablones y otros materiales estructurales;

- Ladrillos, tejas o materiales de revestimiento, según el diseño;

- Ventanas, a menudo con acristalamiento ya instalado;

- Puertas interiores y exteriores;

- Materiales para tejados, como tejas y fieltro;

- Instalaciones básicas de fontanería y electricidad;

- Suelos, acabados y molduras;

- Pinturas y barnices de acabado;

- Y un detallado manual de instrucciones que ilustra cada paso del proceso de construcción.

 

Sears ha ofrecido una impresionante variedad de diseños a lo largo de los años, reflejando los estilos arquitectónicos populares de la época. Algunas opciones incluían:

 

- Bungalows: Casas de una sola planta, a menudo con grandes balcones;

- Casas de estilo colonial: Inspirado en las casas tradicionales del este de Estados Unidos, con columnas y diseños simétricos;

- Casas de estilo Tudor: Con rasgos de arquitectura medieval, como vigas vistas y detalles de estuco;

- Y muchos otros estilos, garantizando que hubiera un diseño para casi todos los gustos y presupuestos.

 

 

Además de prácticos y económicos, los kits domésticos de Sears aportó una serie de innovaciones. Por ejemplo:

 

- Normalización: Los kits se diseñaron para que estuvieran muy estandarizados, lo que facilitaba el montaje y reducía el margen de error. Cada pieza estaba numerada, lo que garantizaba que encajara perfectamente en el lugar correcto.

- Flexibilidad: Aunque los diseños estaban estandarizados, se permitía cierta flexibilidad. En ocasiones, los compradores podían personalizar ciertos aspectos de la casa, como los acabados y los detalles estéticos.

- Eficiencia: Con todo incluido en el kit, los constructores no tuvieron que perder tiempo buscando materiales o herramientas. Esto aceleró considerablemente el proceso de construcción.

Impacto social y cultural

 

Kits de hogar Sears desempeñó un papel clave en la democratización de la propiedad inmobiliaria en Estados Unidos. Antes de que aparecieran estos kits, tener casa propia era a menudo un privilegio reservado a las clases más adineradas. Gracias a que los kits ofrecen una alternativa más accesible y asequible, más familias de clase media y trabajadora han podido hacer realidad el sueño de la casa propia.

 

El "sueño americano" - la idea de que cualquier persona, independientemente de su origen, puede alcanzar la prosperidad y el éxito mediante el trabajo duro - se vio reforzada por las casas kit de Sears. Al ofrecer a las familias una forma tangible y asequible de tener su propia casa, Sears consolidó la idea de que el éxito estaba al alcance de todos.

 

Muchos propietarios decidieron construir sus casas utilizando los kits de Sears por su cuenta, a menudo con la ayuda de amigos y familiares. Esto fomentó un sentimiento de autonomía y autoconfianza, ya que las personas podían tomar las riendas de su propio destino en materia de vivienda. La sensación de logro al construir su propia casa reforzó el orgullo y la conexión de la gente con su vivienda.

 

Con la rápida urbanización de Estados Unidos a principios del siglo XX, las casas kit de Sears facilitaron la creación de nuevos barrios y comunidades. A menudo, estas casas constituyeron la columna vertebral de nuevas subdivisiones y barrios, contribuyendo a configurar el paisaje urbano y suburbano del país.

 

El diseño y la distribución de las casas reflejaban los cambios en la dinámica familiar y las prioridades de la época.. Por ejemplo, la creciente popularidad de los coches dio lugar a diseños que incorporaban garajes. El enfoque flexible de Sears a la hora de permitir personalizaciones también permitió a los propietarios adaptar sus casas a sus necesidades específicas y valores culturales.

Cómo influyeron los kits en el mercado inmobiliario

 

Kits domésticos de Sears durante su apogeo, eran muy accesibles. Según el modelo y el tamaño, los precios oscilaban entre unos cientos y unos miles de dólares. Este precio hizo asequible la propiedad de la vivienda a muchos estadounidenses de clase media.

 

Los equipos domésticos fomentaron una cultura de "hágalo usted mismo", donde los propietarios tomaron la iniciativa de construir sus casas, a menudo con escasos o nulos conocimientos previos de construcción.

 

Hoy en día, la construcción de viviendas se considera un trabajo para profesionales. Cada vez se exigen más reglamentos, normas de construcción y licencias, lo que hace que el proceso de construcción sea más complejo que a principios del siglo XX.

 

Las casas kit de Sears ofrecían cierto grado de personalización, permitiendo a los propietarios elegir acabados, distribuciones e incluso algunos retoques de diseño.

 

El mercado inmobiliario contemporáneo ha experimentado un aumento de la demanda de viviendas modulares y personalizables. Con tecnologías como la impresión 3D y los diseños modulares prefabricados, Hoy en día, los compradores disponen de un amplio abanico de opciones para personalizar sus casas.

 

Imagino que si las Kit Houses aparecieran hoy nos impactarían a diario campañas de Instagram e influencers digitales mostrando la variedad de modelos y enseñando lo fácil que es construir tu propia casa con manuales interactivos en Youtube.

 

Luego íbamos a Amazon y al día siguiente nuestro kit completo se amontonaba en la puerta de casa para que pudiéramos empezar el reto.

Retos y declive

A finales de los años 20, aquí en Estados Unidos, tuvimos la famosa Gran Depresión: la crisis económica de los años 30 afectó gravemente a las ventas de casas kit, lo que llevó a Sears a interrumpir esta línea de productos en 1942.

 

A finales del siglo XX y principios del XXI, Sears se enfrentó a la intensa competencia de otros grandes almacenes y, más tarde, de los minoristas en línea. Estos cambios en el entorno minorista supusieron importantes retos para la empresa. Hoy en día, SEARS sigue siendo un importante minorista presente en muchos centros comerciales de todo el país, como aquí en Orlando, en el Florida Mall. Pero ya no goza del mismo prestigio y relevancia que en la época de Home Kits.

 

Más que unos grandes almacenes: Aunque hoy en día muchos conozcan a Sears principalmente como unos grandes almacenes, su legado es amplio y variado. La innovación de las casas kit es solo un ejemplo de su influencia duradera en la cultura y la economía estadounidenses.

 

Muchas de las casas construidas a partir de kits de Sears se consideran hoy patrimonio histórico, y la historia de la empresa se estudia a menudo en cursos de historia empresarial y de Estados Unidos, lo que da fe de su importancia en la historia de este país.

Comparación con el mercado actual

El mercado inmobiliario y la comparación actual: Hoy en día, el precio medio de la vivienda en Estados Unidos supera los $300.000. Ajustadas a la inflación, las casas kit de Sears se venderían hoy entre $12.000 y $150.000que muestra el drástico aumento de los precios inmobiliarios a lo largo del siglo.

 

Proceso de montaje y manual: Cada kit incluye hasta 30.000 piezas y venía acompañado de un manual detallado. Este manual está repleto de ilustraciones, instrucciones paso a paso y listas de materiales, fue diseñado de tal manera que incluso un profano podría construir la casa. Fue como montar un gran rompecabezas, y muchos compradores se unieron como comunidad para ayudarse mutuamente en el proceso.

 

Impacto económico y social: A lo largo de tres décadas, se vendieron entre 70.000 y 75.000 casas. Estas casas no eran meras estructuras; eran la materialización del sueño americano. Se ofrecen a precios entre $600 y $6.000, estos kits hicieron que la propiedad de la vivienda estuviera al alcance de muchos. La facilidad de financiación proporcionada por Sears permitió incluso a los ciudadanos de clase media baja poseer una parte del sueño americano.

Legado e importancia actual

Muchas de las casas construidas a partir de kits de Sears siguen habitadas y bien conservadas. Estas casas no solo son testimonios tangibles de la época en que se construyeron, sino también emblemas de los estilos arquitectónicos, el diseño y los métodos de construcción de principios del siglo XX. En muchos lugares, estas casas se conservan como patrimonio histórico, lo que indica su importancia cultural.

 

El concepto básico de las casas kit de Sears, la idea de construir tu propia casa, ha encontrado eco en el siglo XXI. Con el crecimiento de Cultura DIY y la disponibilidad de recursos en línea, una nueva generación explora formas personalizadas y rentables de crear su hogar. Esto se manifiesta en tendencias como casas pequeñascasas modulares y otros métodos de construcción alternativos.

 

Las casas prefabricadas y modulares de hoy, que se producen en fábricas y se montan in situ, tienen sus raíces en los kits de hogar Sears. La idea de optimizar la construcción mediante componentes prefabricados se ha revisado y mejorado con tecnologías modernas, lo que refleja un enfoque eficiente y sostenible de la construcción de viviendas.

 

Las casas kit de Sears no sólo influyeron en la forma de construir casas, pero también dieron forma al sueño americano de la propiedad. Democratizaron el acceso a la propiedad, ofreciendo opciones asequibles a un amplio abanico de ciudadanos. Este impacto sigue sintiéndose hoy en día, ya que las nociones de propiedad y vivienda continúan evolucionando.

Resumen

¿Alguna duda?

Ahora que ha comprendido que el sueño americano está estrechamente ligado al mercado inmobiliario, no dude en ponerse en contacto con nosotros para aprovechar todos los consejos que le hemos aportado y profundizar aún más en ellos. Estarán encantados de hablar contigo y responder a cualquier pregunta que tengas sobre cómo invertir en Florida.

https://www.thefloridalounge.com/contact-2/

¿Le ha gustado el artículo? ¡Sigue atento a nuestro blog! ¿Quiere vivir o invertir en una propiedad en Florida? ¡Echa un vistazo a la lista de casas en venta en Florida que hemos seleccionado para ti!