No es lo mismo una recesión que una crisis inmobiliaria. Eso es lo único que deben saber todos los propietarios de viviendas hoy en día. Se mire por donde se mire, los expertos advierten de que podríamos estar abocados a una recesión y, de ser cierto, una desaceleración económica no significa que las viviendas vayan a perder valor.

O Oficina Nacional de Investigación Económica (NBER) defina una recesión de la siguiente manera:

"Una recesión es un descenso significativo de la actividad económica que se extiende por toda la economía y que suele ser visible en la producción, el empleo y otros indicadores. Una recesión comienza cuando la economía alcanza un pico de actividad económica y termina cuando la economía alcanza su punto más bajo. Entre el valle y el pico, la economía está en expansión".

Para ayudar a demostrar que los precios de la vivienda no caen cada vez que hay una recesión, eche un vistazo a los datos históricos. En este país se han producido seis recesiones en las últimas cuatro décadas. Como muestra el gráfico siguiente, si se observan las recesiones desde los años ochenta, los precios de la vivienda se han revalorizado cuatro veces y se han depreciado solo dos, aunque hay que recordar que una de las dos recesiones con pérdida de valor se generó en el mercado inmobiliario, por lo que era de esperar que en esta recesión los inmuebles perdieran valor.

Así que, históricamente, hay pruebas de que cuando la economía se ralentiza, no significa que el valor de la vivienda caiga o se devalúe.

Recesión no es sinónimo de crisis en el mercado inmobiliario

Evolución de los precios en las 6 últimas recesiones

La primera vez en el gráfico que cayó el valor de la vivienda fue a principios de los años 90, cuando los precios de la vivienda bajaron menos de 2%.

Volvió a ocurrir durante la crisis inmobiliaria de 2008, cuando el valor de la vivienda cayó casi 20%. La mayoría de la gente recuerda vívidamente la crisis inmobiliaria de 2008 y piensa que, si caemos en recesión, repetiremos lo que ocurrió entonces.

Pero esta el mercado inmobiliario no es una burbuja a punto de estallar. Los fundamentos son muy diferentes hoy de lo que eran en 2008. Así que no deberíamos suponer que seguimos el mismo camino.

[mpc_alert font_color="#ffffff" background_color="#2eabbf" padding_divider="true" padding_css="padding-left:20px;"]Ver un artículo con más argumentos:  3 gráficos que demuestran que no estamos en una burbuja inmobiliaria[/mpc_alert][mpc_icon_column title_font_color="#e4246c" title="Resumen" title_margin_css="margin:5px;" mpc_icon__mpc_tooltip__border_divider="true" mpc_icon__mpc_tooltip__padding_divider="true"]En este país no estamos en recesión, pero si se avecina una, eso no significa que las casas vayan a perder valor. La historia demuestra que no es lo mismo una recesión que una crisis inmobiliaria.[/mpc_icon_column]

¿Alguna duda?

Ahora que ya sabe que, incluso en recesión, los datos históricos son positivos para el mercado inmobiliario en Estados Unidos, puede plantearse invertir en casas de vacaciones en Orlando. Para aprovechar al máximo todos los consejos que le hemos dado y profundizar aún más, puede hablar directamente con nuestros agentes de relaciones. Siempre estarán encantados de hablar con usted para responder a cualquier pregunta que pueda tener sobre la inversión en Florida.

En este artículo hemos tratado el tema del comportamiento del mercado inmobiliario durante las recesiones porque es interesante para quienes buscan invertir en Florida. Si quieres leer más contenido como el de este artículo, sólo tienes que estar atento a nuestro blog.

¿Le ha gustado el artículo? ¡Sigue atento a nuestro blog! ¿Quiere vivir o invertir en una propiedad en Florida? ¡Echa un vistazo a la lista de casas en venta en Florida que hemos seleccionado para ti!